Cargando Cargando

Diseño de producto experimental. Hablamos con Lucas Muñoz, Tutor del Master of Product Design Labs

Entrevista al diseñador independiente, artista y artesano, Lucas Muñoz, sobre su trayectoria, visión del diseño y participación en los Masters of Design and Innovation

Seguro que recuerdas aquellas lámparas de araña realizadas con bolígrafos BIC, obra de eStudio enPieza! (2006). Volivik fue uno de los primeros proyectos de Lucas Muñoz, junto a David Tamame, y comienzos del artista en el mundo del diseño experimental.

El  creador español, afincado en Eindhoven (Holanda), no ha dejado de experimentar y viajar por el mundo a través del diseño. El concepto detrás de cada procesos, así como los diferentes desarrollos y medios en cada proyecto, son el corazón de sus obras.

Desde skateboards producidos con piedra a lámparas creadas a partir de materiales de construcción, pasando por una estructura de bambú para mejorar la calidad ambiental en Nueva Delhi –Dehli Lung–; para Lucas no existe el límite entre arte y diseño, la clave está en encontrar el equilibrio: la funcionalidad.

Uno de sus últimos trabajos de diseño de producto ha sido OFIS (Objects for Interstitial Space), una exploración del potencial estructural de diferentes componentes industriales –como tubos de ventilación o materiales considerados “chatarra”– para crear una serie de objetos domésticos y luminarias.

OFIS, Lucas Muñoz

Sin duda, Lucas concibe el diseño como una herramienta de comunicación y experimentación material en estrecha relación a la conexión sensorial (materiales) y conceptual (capacidad crítica y narrativa) con el entorno. A continuación hablamos con él sobre su visión del diseño, su obra y experiencia en los Masters of Design and Innovation.

 

 

Artista, diseñador independiente y artesano, ¿quién es Lucas Muñoz?
Básicamente una combinación de esas tres cosas dentro de un marco de desarrollo muy personal: experimentación en taller, viajes de investigación que se traducen en proyectos autoproducidos como documentales, editoriales de libros, vídeos, escaneados en tres dimensiones de piezas efímeras por el mundo, etc.
Intento dar lugar y crear el espacio donde desarrollar mis ideas e investigaciones. Clases, proyectos en colaboración y muchas conversaciones. Viajero, nómada, artesano, profesor, editor, documentalista estudio el entorno del objeto desde un acercamiento abierto y extenso. Por eso, materializar en materia o en vídeo, imagen o sonido es una decisión que viene marcada por el proyecto, todas ellas son herramientas igualmente válidas.

Tu obra se podría categorizar como surrealista, humorística y con un fuerte espíritu crítico, ¿cómo la definirías tú?
Como un intento de llevar mis locuras a una realidad material, y esto requiere una fuerte dosis de razón y lógica. Muchos “y si…” y algunos “quizás…” que se desarrollan en “pues puede que de esta o aquella manera” y acaban llegando, por cabezonería y constancia a un “pues mira tú si también”. Es decir, es una obra muy exploratoria y que, por tanto, busca ideas posibles. Estas ideas no siempre son soluciones a problemas, sino que muchas veces son acercamientos a estereotipos y arquetipos de una manera menos estricta y estructurada de la que el diseño de producto requiere normalmente.

¿Alguna premonición sobre el futuro del diseñador de producto?
En Europa creo que se busca un cambio, y este se puede percibir en las señales que salen de las escuelas de diseño punteras del continente. La industria tiende, desde hace un par de décadas, a desaparecer en nuestro territorio y ahora, poco a poco, vuelve en forma de automatismos y programación de mecánicas. Esto perfila el contorno de un futuro para nuestra profesión en el que los parámetros básicos quedan redefinidos de manera casi absoluta. El futuro del diseñador de producto estriba en cómo y cuánto seamos capaces de adelantarnos a esas realidades y pensar a dónde no queremos llegar, más que seguir el impulso del momento actual.
Hay un desarrollo subterráneo muy interesante ocurriendo en este momento, que se ve en un renacer de la artesanía, una redefinición del patrimonio y del concepto de posesión y esto tendrá una repercusión en el mercado y con ello en el producto. Ser capaces de conectar con eso es esencial para nuestra profesión. Sin embargo, lo más importante no deja de ser que incluyamos al planeta y al bienestar de la sociedad y el individuo en los procesos proyectuales. Traer objetos al mundo es una responsabilidad demasiado grande como para no darle una pensada que vaya más allá del dibujo, la forma o la representación.
El diseño es una profesión puente que une los recursos materiales a las realidades sociales y nosotros debemos responsabilizarnos de nuestras propuestas con eso en mente. Se posiciona esencial la colaboración y permeabilidad con la filosofía, sociología, antropología, biología, política, etc. No podemos diseñar desde un agujero y ser ciegos a las realidades a las que proveemos materia transformada.

Te defines como diseñador independiente, ¿cómo se extiende tu método de trabajo a tu labor como docente?
Como docente no puedo más que aportar mi experiencia personal y profesional, pero esto no deja de ser un chicle mascado. Es el alumno el que tiene que encontrar su propia autonomía y método. Cada uno de ellos ha vivido, visto, oído e interactuado con tantas cosas que yo desconozco y que le hacen único. Mi labor es la de conseguir que sea consciente de ellas y las use.

Siendo tutor del Master of Product Design Labs, ¿qué destacarías de los Masters of Design and Innovation del IED Madrid?
Los procesos transversales y la pluralidad de conocimientos a la que son expuestos los alumnos de MDI crea una consciencia muy amplia en los alumnos de este máster. Yo interactúo con ellos la primera semana que llegan y luego no les veo hasta 9 meses más tarde, y es impresionante la calidad humana y la consciencia social que se crea en estos creativos en tan poco tiempo.

 

Imagen de cabecera: Tubular Chair and Stool (OFIS, 2018)

Solicita información

Tel. con cód. int.*
Demuestra que no eres un robot.

Responsable: Istituto Europeo Di Design, S.L. B-80813959

Finalidad: La información recopilada en el sitio web únicamente será utilizada para las siguientes finalidades:

  • Recibir información de cursos

Tipo de información que recopilamos (Legitimación):

Recopilaremos los datos que se indican en el formulario, dicha información es necesaria para realizar las finalidades que se describen en el anterior apartado.

Destinatarios de tus datos:

Te informamos que a tu información accede el Istituto Europeo di Design, S.L. y las entidades del Grupo IED.

Derechos:

Tienes derecho a acceder, rectificar, cancelar y a oponerse a aquellos tratamientos que no desees, comunicándolo a: baja@madrid.ied.es, o cancelando tu suscripción desde los newsletters del IED

Si necesitas más información puedes consultarla aquí