Cargando Cargando
************

El conflicto a través de los ojos de los ojos de un niño

Avatar

Alejandro Díaz Bencomo

Single Sign On

Double Sign On

Ex alumno IED

Suscriptor

Usuario registrado

El proyecto trata de conseguir una concienciación en la ciudadanía respecto al problema de los refugiados. Que entiendan la gravedad del problema y se impliquen para poder llegar a una solución que le de a Siria la oportunidad de tener un futuro. Es un proyecto de una gran necesidad y urgencia, todo el mundo merece tener un hogar en el que sentirse seguro y si Siria ahora no lo es, nuestra obligación es ofrecerles uno. Se trata de ser consecuente con los valores de Europa y demostrar que somos una sociedad solidaria y que aún en un contexto de crisis hacemos lo que podemos para que nadie quede condenado al sufrimiento o a la muerte.

El proyecto se centra en los niños, entendiendo que son la única oportunidad que tiene Siria para tener un futuro y ser reconstruida. Este proyecto es el ejemplo perfecto de que la publicidad también puede servir para hacer un mundo mejor. El proyecto intenta encontrar la mejor manera para crear impacto y llegar a la conciencia de la gente, con testimonios reales que calen en el corazón de la gente y no les permita quedarse como meros espectadores del conflicto, entender que sumando pequeños gestos entre todos se cambia el mundo, y esto no es una utopía es una realidad. La idea es ofrecer un acercamiento real al problema, alejado de la constante frivolidad de los medios.

El resultado final sería una película de terror, que es un vehículo que permite llegar a mucha gente, y es que se necesita mucha gente que se involucre para cambiar el futuro de los sirios. Los sirios huyen de su país por el miedo y quiero hacer ese miedo nuestro miedo, compartiendo ese miedo podremos crear una empatía imprescindible para que la gente se involucre. Hay que cambiar el modo de actuar de las potencias europeas ya que vemos que hasta ahora los sirios siguen esperando una respuesta o que alguien les tienda una mano.

La película sería el medio utilizado para llamar a la acción, y la acción sería crear un plan de acogida para sacar a los niños sirios del conflicto y darles la oportunidad de tener una vida normal y que conserven su infancia y su inocencia el máximo tiempo posible. Todas las medidas llevadas a cabo en el proyecto están enfocadas a conseguir el mayor impacto y alcance posible, de ahí involucrar al festival de Sitges y a un director de renombre, además de romper con las reglas y mecanismos del cine de terror.