Cargando Cargando
************
Avatar

Priscilla Gregorio San Martin

Single Sign On

Double Sign On

Ex alumno IED

Suscriptor

Usuario registrado

Alumno IED

Como arquitecto, siempre he querido crear espacios cómodos y bien diseñados para cada tipo de usuario. Creo que la luz natural es un factor importante para la creación de ciertos tipos de estados de ánimo en un entorno, tanto en espacios exteriores como interiores.

Cuando la luz golpea un objeto, como consecuencia, se crean sombras. El contraste entre la luz y la sombra crea efectos muy interesantes y diferentes, y la posibilidad de juego que facilita al diseñador, aunque siga siendo un reto, es la creación de cierto tipo de estados de ánimo.

Como la luz natural es producida por el sol y está cambiando constantemente su posición, la luz cambia todo el día y todo el año. Ese movimiento constante tiene una gran importancia en las sombras que se crean, pues varían a su vez. Mi intención era llegar a controlar el resultado de las sombras proyectadas, no sólo en un determinado momento del día y del año, sino incluso ser capaz de saber cómo estas sombras iban a cambiar y cuándo.

Mi proyecto crea un espacio en blanco "óptimo" para la experiencia, en la que la luz natural entra de manera cenital y se transforma en color mediante cristales de colores. Cuando la luz viaja a través de un material de color translúcido, dicho material absorbe todos los colores excepto el suyo propio. ¿Qué sucede cuando la luz viaja a través de dos cristales de colores diferentes? A medida que el sol cambia su posición a lo largo del día, obtenemos la respuesta.