Cargando Cargando
************
Avatar

Gozde Ozlu

Single Sign On

Double Sign On

Ex alumno IED

Suscriptor

Usuario registrado

Cada país tiene su propia bebida exótica y de carácter. El pueblo turco fue finalmente conquistado y se convirtió en defensor de lattes y macchiatos, tanto como cualquier otro europeo o norteamericano. Pero recientemente ha habido un cambio. Después de todo, una técnica de elaboración de café de 500 años de antigüedad no es nada desdeñable, y los turcos están empezando a revivir el valor real de su "Kahve". Esta es una de las razones por las que es de suma importancia que este método turco de elaboración de café reciba el reconocimiento que merece. Está cosechando el reconocimiento enormemente, hasta el punto de que la UNESCO ha añadido recientemente el café turco a su lista de Patrimonio Cultural Inmaterial.

Desde su introducción, el café ha jugado un papel muy importante en la vida turca. Un proverbio turco dice que "Una sola taza de café es respetada durante cuarenta años", destacando el hecho de que si un anfitrión te ofrece café, se considera un gesto de gran estima y una clara señal de respeto al invitado. La cocción en arena es un antigua tradición turca. Proviene del Imperio Otomano. Podemos decir que existe en dicha geografía desde hace más de 500 años. Aún se puede ver en algunos lugares, pero sólo en lugares públicos o cafeterías. Keyf-i es una familia de productos que te permite cocinar café en arena. El objetivo de este proyecto es hacer un nuevo experimento para cocinar y beber café turco. Esta tradición tenía en el pasado una dimensión ceremonial. Pero hoy en día eso valores han empezado a desaparecer. Mi idea es retomar todos estos momentos ceremoniales tradicionales y tratar de adaptarlos a la era contemporánea, manteniendo los detalles originales que hace que diferencia a esta cultura cafetera de las demás.

Keyf-i está diseñado para recuperar esa tradición y adaptarla para uso doméstico. Los productos existentes para hacer café turco tienen ciertas carencias y requieren mejoras. Quiero añadir valor añadido a dichos productos. Mi objetivo es llegar a amantes del café a los que les gusten los productos caseros hechos a mano. Hasta ahora, los amantes del café tenían que ir a lugares específicos para poder encontrar su café favorito. No existía este tipo de producto para hacer esta ceremonia en su propia casa. Mi diseño está hecho a medida de estos consumidores.

Hoy en día se está convirtiendo en una moda en Estambul. Hay una gran cantidad de tiendas y mercados de café, y la gente empieza a ser más selectiva con lo que bebe, tiene unos gustos especiales y beben café de forma consciente, no sólo en Turquía, sino también países árabes como Emiratos Árabes Unidos o Qatar. Esos mercados también están en mi objetivo, ya que también consumen café turco y les gusta ese tipo de productos exóticos elaborados a mano. En ese proyecto también traté de encontrar distintas soluciones para reducir la cantidad de granos de café usados para la cocción. Y también probé varias técnicas para mantener las burbujas café el mayor tiempo posible. El proyecto se basa en la implantación de nuevos materiales y ángulos que hacen que el proceso sea diferente de los métodos y equipos de cocción de café existentes.